Buscar
  • constuirunidos

La existencia de una negligencia médica:





Jurisprudencialmente se exige que para que nazca el derecho de indemnización a consecuencia de una negligencia médica la concatenación de los siguientes requisitos:

  • La efectiva realidad del daño o perjuicio, evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas;

  • Que el daño o lesión patrimonial sufrida por el reclamante sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal - es indiferente la calificación - de los servicios públicos en una relación directa e inmediata;

  • La ausencia de fuerza mayor;

  • Que el reclamante no tenga el deber jurídico de soportar el daño cabalmente causado por su propia conducta.

  • Que la reclamación se interponga en plazo, que es de un año.

A este respecto, en el presente artículo vamos a proceder a estudiar el concepto de la lex artis ad hoc como el criterio valorativo de la corrección del concreto acto médico ejecutado por el profesional de la medicina - requisito esencial para que concurra la responsabilidad médica y por ende el derecho de indemnización - el cual tiene en cuenta las especiales características de su autor, de la profesión, de la complejidad y trascendencia vital del acto, y en su caso, de la influencia de otros factores endógenos -estado e intervención del enfermo, y de la misma organización sanitaria-, para calificar dicho acto de conforme o no con la técnica normal requerida. Este concepto ha sido acogido en diferentes sentencias de la Sala 1ª del Tribunal Supremo con motivo de reclamaciones fundamentadas en supuestos de culpa o negligencia civil (SSTS 7/11 y 29/6/1990, 11/3/1991, 23/3/1993), La actuación de los médicos debe regirse por la denominada "lex artis ad hoc", es decir, en consideración al caso concreto en que se produce la actuación e intervención médica y las circunstancias en que las mismas se desarrollen y tengan lugar, así como las incidencias inseparables en el normal actuar profesional", y ampliando dicha síntesis conceptual, cabe afirmar: que se entiende por "lex artis ad hoc", como aquel criterio valorativo de la corrección del concreto acto médico ejecutado por el profesional de la medicina, ciencia o arte médica, que tiene en cuenta las especiales características de su autor, de la profesión, de la complejidad y trascendencia vital del paciente y, en su caso, de la influencia en otros factores endógenos (estado o intervención del enfermo, de sus familiares, o de la misma organización sanitaria), para calificar dicho acto de conforme o no con la técnica normal requerida (derivando de ello tanto el acervo de exigencias o requisitos de legitimación o actuación lícita, de la correspondiente eficacia de los servicios prestados y, en particular, de la posible responsabilidad de su autor médico por el resultado de su intervención o acto médico ejecutado; siendo sus notas:

  1. Como tal "lex" implica una regla de medición, a tenor de unos baremos, que valoran la citada conducta.

  2. Objetivo: valorar la corrección o no del resultado de dicha conducta, o su conformidad con la técnica normal requerida, o sea que esa actuación médica sea adecuada o se corresponda con la generalidad de conductas profesionales ante casos análogos.

  3. Técnica: los principios o normas de la profesión médica en cuanto a ciencia se proyectan al exterior a través de una técnica y según el arte personal de su autor o profesionalidad: el autor o afectado por la "lex" es un profesional de la medicina.

  4. El objeto sobre el que recae: especie de acto (clase de intervención, medios asistenciales, estado del enfermo, gravedad o no, dificultad de ejecución).

  5. Corrección de cada acto médico o presupuesto "ad hoc": tal vez sea éste el aporte que individualiza a dicha "lex artis"; así como en toda profesión rige una "lex artis" que condiciona la corrección de su ejercicio, en la médica esa "lex", aunque tenga un sentido general, responde a las peculiaridades de cada acto, en donde influirán, en un sentido o en otro, los factores antes vistos.


Por todo ello, si usted considera que hay sufrido una negligencia médica no dude en ponerse en contacto con nosotros al teléfono 6486434583 a fin de reclamar la indemnización que por derecho le corresponde a causa de los daños provocados por una intervención médica contraria a la lex artis. Trabajamos en toda España.













//abogado leonés // abogado en León // abogado // Colegio de Abogados de León // abogacía // España // derecho sanitario // reclamación de indemnización // derechos // salud // negligencia médica // consentimiento informado // busco abogado // necesito abogado en León // necesito abogado //



1 visualización0 comentarios